Etiquetado: Constitucion

SOBRE EL REFERENDUM CATALAN

A ti que ahora mismo me lees, o tienes la intención de seguir leyendo, te puedo asegurar que lo que diré a continuación es sin acritud y con la intención de decir lo que creo que es justo e igual a otras comparaciones, siempre odiosas, pero que no las hice yo.

Cuando la derecha y la izquierda españolas utilizan los mismos argumentos, con algunos matices, claro está, para decir que el referéndum catalán del uno de octubre no tiene garantías y que debe hacerse bajo el amparo de la ley, ley que emana de la constitución española del 78 y gente de Podemos y otros la denominan “régimen del 78”, que tiene connotaciones de neofranquismo, poco democrática y seguidora del régimen anterior,  para depende que, pues el referéndum catalán no entra en ese “depende que”, están yendo de la mano, utilizando sus mismos argumentos.

estelada

En la pasada moción de censura se dijo que quien no votara a favor iba de la mano del Partido Popular, así que lo que valía entonces vale ahora.

La izquierda, al menos cierta izquierda, que jamás ha leído a Marx, Engels, Lenin, etc., porque “es algo viejo que nunca triunfó” , sacarán a relucir el internacionalismo patriótico y trasnochado, al tiempo que critican el internacionalismo del CETA o TTIP para decirnos que la patria no se puede dividir, cosa que me suena y resuena a lo que en mis años mozos decían aquellos que, en absoluto, se jactaban de ser de izquierdas, sino todo lo contrario.

Es cierto que Cataluña, sea independiente o siga dentro de España, seguirá teniendo burguesía que, dependiendo del interés de cada partido, será o podrá ser decisiva y en este caso no tendremos ningún pudor en pedir su apoyo (el ejemplo más claro y reciente es el de Podemos y PDCat y PNV en la moción de censura).

Acusar a la izquierda catalana, que nunca ha ido a ninguna cita ni recepción con los monarcas borbónicos, de pactar con la burguesía no es otra cosa que hipocresía por parte de los que si acuden a rendir pleitesía al monarca.

garz y pi

Así que, dicho todo lo anterior, el uno de octubre iremos a votar bajo el amparo de la ley y con todas las garantías, porque el que tu no hayas elaborado esa ley no quiere decir que no tenga las garantías internacionales y nacionales suficientes, porque si me niegas un ámbito legal acordado no podemos esperar otros trescientos años a ver si gana este o aquel partido, que tampoco nos garantiza nada, pues se mueven en la ambigüedad más absoluta y lo haremos de este modo, porque por encima de todo somos demócratas, cosa que llevamos años demostrando pacíficamente.

 

El mapamundi a lo largo de la historia ha cambiado infinidad de veces y seguimos aquí haciendo y siguiendo haciendo las cosas mal, porque no queremos aprender de la historia, solo utilizarla en nuestro provecho.

No soy catalán, de ahí el valor de mis palabras.