Categoría: Partidos políticos

SOBRE EL REFERENDUM CATALAN

A ti que ahora mismo me lees, o tienes la intención de seguir leyendo, te puedo asegurar que lo que diré a continuación es sin acritud y con la intención de decir lo que creo que es justo e igual a otras comparaciones, siempre odiosas, pero que no las hice yo.

Cuando la derecha y la izquierda españolas utilizan los mismos argumentos, con algunos matices, claro está, para decir que el referéndum catalán del uno de octubre no tiene garantías y que debe hacerse bajo el amparo de la ley, ley que emana de la constitución española del 78 y gente de Podemos y otros la denominan “régimen del 78”, que tiene connotaciones de neofranquismo, poco democrática y seguidora del régimen anterior,  para depende que, pues el referéndum catalán no entra en ese “depende que”, están yendo de la mano, utilizando sus mismos argumentos.

estelada

En la pasada moción de censura se dijo que quien no votara a favor iba de la mano del Partido Popular, así que lo que valía entonces vale ahora.

La izquierda, al menos cierta izquierda, que jamás ha leído a Marx, Engels, Lenin, etc., porque “es algo viejo que nunca triunfó” , sacarán a relucir el internacionalismo patriótico y trasnochado, al tiempo que critican el internacionalismo del CETA o TTIP para decirnos que la patria no se puede dividir, cosa que me suena y resuena a lo que en mis años mozos decían aquellos que, en absoluto, se jactaban de ser de izquierdas, sino todo lo contrario.

Es cierto que Cataluña, sea independiente o siga dentro de España, seguirá teniendo burguesía que, dependiendo del interés de cada partido, será o podrá ser decisiva y en este caso no tendremos ningún pudor en pedir su apoyo (el ejemplo más claro y reciente es el de Podemos y PDCat y PNV en la moción de censura).

Acusar a la izquierda catalana, que nunca ha ido a ninguna cita ni recepción con los monarcas borbónicos, de pactar con la burguesía no es otra cosa que hipocresía por parte de los que si acuden a rendir pleitesía al monarca.

garz y pi

Así que, dicho todo lo anterior, el uno de octubre iremos a votar bajo el amparo de la ley y con todas las garantías, porque el que tu no hayas elaborado esa ley no quiere decir que no tenga las garantías internacionales y nacionales suficientes, porque si me niegas un ámbito legal acordado no podemos esperar otros trescientos años a ver si gana este o aquel partido, que tampoco nos garantiza nada, pues se mueven en la ambigüedad más absoluta y lo haremos de este modo, porque por encima de todo somos demócratas, cosa que llevamos años demostrando pacíficamente.

 

El mapamundi a lo largo de la historia ha cambiado infinidad de veces y seguimos aquí haciendo y siguiendo haciendo las cosas mal, porque no queremos aprender de la historia, solo utilizarla en nuestro provecho.

No soy catalán, de ahí el valor de mis palabras.

COMO PASA EL TIEMPO

No sé si le pasará lo mismo a todo el mundo, pero a mí, a medida que voy cumpliendo años, parece que el reloj anda más deprisa, como queriéndome hacer una suerte de juego demoniaco para no alcanzar a seguir la realidad.

Esta suerte de acontecimientos en lo personal no me han permitido seguir el día a día con la celeridad que hubiera deseado y también, porque no decirlo, porque estoy un poco decepcionado con el devenir de los acontecimientos, pues pensaba que algo habría de cambiar para que todos, absolutamente todos tuviéramos una pizca de alegría, pero la realidad nos ha chafado este pequeño respiro.
Los últimos acontecimientos como todo el mundo sabe, pues han sido sobradamente comentados en prensa, radio, televisión y redes sociales han sido los congresos de Podemos y las primarias del PSOE, además de la caída de destacados dirigentes políticos del partido Popular, que por ser quiénes son y conocer sus artes poco ortodoxas a la hora de hacer política procuraré obviarlo, pues tendría que emplear epítetos nada agradables.

goya_dosviejoscomiendosopa

Haciendo un análisis de partido a partido nos damos cuenta, empezando por el Partido Popular, que los militantes del mismo, aunque ellos mismos crean o nos hagan creer que son buena gente, democráticos, incapaces de saltarse la ley, etc., debemos advertirles que de ser así ya habrían abandonado el partido y habrían denunciado a sus dirigentes y sus maniobras, porque una cosa es tener la ideología que se quiera y otra ser cómplices con su silencio o mirando hacia otro lado.

Ciudadanos, partido catalán, nacido, según se dice por estos lares, para hacer sombra al catalanismo y perpetuar, entiéndase como se quiera, la opresión cultural de este pueblo al dar el salto a la política nacional no ha hecho otra cosa que contradecirse constantemente y servir de muleta al Partido Popular, pues siempre encuentran una disculpa para seguir manteniendo este o aquel dirigente popular o socialista, que tanto monta, en la absurda creencia que así cuentan más de lo que las urnas dijeron en su día, pero parece que los grandes, los que realmente gobiernan este mundo, quieren promocionar a Ciudadanos y como consecuencia de ello Albert Rivera ha sido invitado a la reunión anual del Club Bilderberg. Lo que pase después ya se verá, pero según un presidente de gobierno catalán, aunque los padrinos (Bilderberg, Ibex35, Oligarquias, etc.)pueden sugerir a Rivera que dé un paso al costado.

2017060514130464866

Hablar de Izquierda Unida es hablar de un enfermo terminal, que hace tiempo lleva en la U.V.I, entre otras cosas porque debe una cantidad de dinero exagerada para ser un partido de clase, aunque yo no me lo creo, que es un partido de clase, a pesar de que entre sus militantes haya gente honrada que creen en las promesas de sus dirigentes, ya que Alberto Garzón, en el que todos confiábamos, al unirse con Podemos en Unidos Podemos, demostró que no estaba en condiciones de hacer valer su verdadera posición dentro de la coalición, pues Unidad Popular cedía un millón y medio de votos a Unidos Podemos, que no se materializaron por unas u otras razones que los militantes, algunos, criticaron, pues en esa maniobra la marca Izquierda Unida queda difuminada dentro de podemos con un protagonismo muy precario. Ya sé que me dirán que en política no se está por el protagonismo, pero eso solo son palabras, la realidad es otra muy distinta y cuando hablamos de un partido político mucho más.

Podemos sigue en su afán de conquistar el centro izquierda, la socialdemocracia, aunque sus militantes en las redes sociales se desmelenen diciendo que son la autentica izquierda, mientras sus dirigentes miran hacia otro lado cuando se les habla de marxismo y no voy a poner lo que repetidamente ha dicho Pablo Iglesias o Echenique. El espectáculo más bochornoso fueron los preliminares de Vistaalegre II, donde medio partido asesinó a otro medio, diciendo que eso era democracia, que seguro que lo era, pero las formas no eran las más adecuadas de cara a todo un pueblo que ilusionadamente miraba hacia el nuevo partido, tampoco quedó claro los ataques en las redes sociales a Errejón una vez terminado su congreso. Las consecuencias son que Bescansa no está, Errejón arrinconado y Pablo Iglesias convertido  en el macho alfa que siempre se creyó ser.

No vale la pena hablar del PSOE y habrá que esperar a su congreso para ver si abandona la derecha para instalarse en el centro derecha, porque con Sánchez o sin Sánchez el PSOE no volverá a ser un partido de izquierdas, ¡ojala me equivoque!

Aquí termino esta primera parte del análisis de la desesperanza y veremos qué es lo que nos trae y descubre la moción de censura, mientras tanto sería conveniente ser consecuente con lo que se dice y actuar como todos esperamos de estos nuevos partidos, pero parece que actúan según dice la biblia: Haced lo que os digan, pero no hagáis lo que ellos hacen.

 

¿QUE ES SER DE IZQUIERDAS HOY?

Llevo mucho tiempo, demasiado, pensando que es ser de izquierdas, porque al parecer el concepto que yo tenía ya no es vigente y no forma parte de la nueva política, que, por cierto, solo es nueva en el nombre, ya que las cosas que hacen son muy, pero que muy viejas, pero este no es el objeto de este artículo.

Estando yo como estaba con estas dudas, el pasado viernes 3 de marzo asistí a la presentación del libro “Llums i Taquígrafs – l’Atles de la Corrupció als Països Catalans” y tuve la oportunidad de hacer esta pregunta a David Fernández:

-¿que es ser de izquierdas hoy?

-me contesto que esencialmente era ser anticapitalista.

Si ser de izquierdas es ser anticapitalista, ser de izquierdas es ser antisistema y ¿Qué otra cosa que un antisistema y un anticapitalista es un marxista?

01

Los de la nueva política, aunque realmente no sabemos qué ideología tienen, porque eso de ser transversal o como dice Pablo Iglesias:

La transversalidad es parecerse a España, no a los viejos partidos

no sabemos muy bien lo que significa, porque España, tal y como la conocemos es muy diversa y cabe de todo, desde la extrema derecha, pasando por el independentismo, la corrupción, democracia de bajo nivel, justicia vendida a los intereses del estado, prensa, radio y televisión poco proclives a la neutralidad, etc., en definitiva los viejos partidos, es no decir nada, porque, tal vez y solo tal vez, en estos momentos los nuevos partidos que se denominan de izquierdas no tengan ideología y no sean ni de derechas ni de izquierdas, sino algo exento de espíritu que con un discurso revestido de progresista quiere alcanzar a todas las clases sociales con el único objetivo de alcanzar el poder, pero dentro del sistema..

Hoy afortunadamente contamos con una herramienta superimportante como es Internet que nos tiene guardadas todas las declaraciones y acciones por lo que solo tenemos que recurrir a una búsqueda para saber que es cada cosa.

Cinco partidos se definen “ni de izquierdas ni de derechas”: Podemos, UPyD, C’s, Falange y Democracia Nacional.

Si no son de derechas ni de izquierdas, y no porque lo diga yo, sino porque sus líderes lo han dicho más de una vez, tendrán que decirnos que etiqueta ponemos, aunque solo sea para entendernos en que espectro político nos movemos, pues centrándonos en Podemos que se dicen de izquierdas, pero niegan que exista la dicotomía izquierdas derechas, algo que para los marxistas es inconcebible, porque el mundo se sigue moviendo por contradicciones, sino existen ni las derechas ni las izquierdas ¿que son?

” El problema de este país va más allá de la etiqueta ideológica de la izquierda y la derecha ” @Pablo_Iglesias_

— PODEMOS (@ahorapodemos) febrero 6, 2014

Falange Española‏ @fedelasjons

Falange supera la falsa división entre izquierdas y derechas: trabajamos por instaurar una justicia social… http://fb.me/KBA0BygH 

“No nos inclinamos a izquierda ni derecha si no hacia nuestro programa, un contrato con ciudadanos” http://t.co/rS4BEBpJ@nachoprendes @UPyD

— UPyD (@UPyD) abril 2, 2012

.@InesArrimadas: “El problema de España no es de ideologías, de izquierdas o derechas, es un problema de base del sistema político”…

— Ciudadanos (@CiudadanosCs) noviembre 4, 2013

Susana Díaz: “El PSOE no es ni de izquierdas ni de derechas”

 

 

Así que de un plumazo todo el mundo es nadie sabe que, pero desde luego no son de izquierdas, eso ha quedado bien claro.

Echenique: “El comunismo es algo viejo que no funcionó”

Esta frase de Echenique pone el colofón a este artículo, quedando claramente de manifiesto que es ser de izquierdas y como está de moda la famosa frase:” “Los comunistas no tienen complejos. Los marxistas siguen siendo la izquierda.

¿Quién no está de acuerdo con lo que dice el Manifiesto Comunista adaptado a nuestro tiempo?

1.a Expropiación de la propiedad inmueble y aplicación de la renta del suelo a los gastos públicos.

2.a Fuerte impuesto progresivo.

3.a Abolición del derecho de herencia.

4.a Confiscación de la fortuna de los emigrados y rebeldes.

5.a Centralización del crédito en el Estado por medio de un Banco nacional con capital del Estado y régimen de monopolio.

6.a Nacionalización de los transportes.

7.a Multiplicación de las fábricas nacionales y de los medios de producción, roturación y mejora de terrenos con arreglo a un plan colectivo.

8.a Proclamación del deber general de trabajar; creación de ejércitos industriales, principalmente en el campo.

9.a Articulación de las explotaciones agrícolas e industriales; tendencia a ir borrando gradualmente las diferencias entre el campo y la ciudad.

10.a Educación pública y gratuita de todos los niños. Prohibición del trabajo infantil en las fábricas bajo su forma actual.  Régimen combinado de la educación con la producción material, etc.

Llegados a este punto solo nos queda definir el siguiente silogismo:

El anticapitalismo es antisistema

La izquierda es anticapitalista

El marxismo es anticapitalista y por lo tanto es de izquierdas y antisistema.

No concibo un partido sin ideología y que filosóficamente no se moje con el único fin de alcanzar el poder.

Yo me seguiré diciendo de izquierdas y marxista, sin miedo, porque nada tenemos que perder los que nada tenemos y si todo un mundo por ganar para nosotros, nuestros hijos y nuestros nietos.

 

LA IZQUIERDA TRANSVERSAL, TIMORATA Y SOCIALMENTE INOFENSIVA

El viernes, 4 de febrero de 2016, las redes sociales echaban humo con los mensajes de Podemos apoyando a Pablo Iglesias, como si los otros sectores no existieran o fueran una lacra a la causa o vaya usted a saber que razones, porque el error de Podemos desde el primer día ha sido no definirse políticamente, no decir sin miedo lo que son, lo que pretenden y cuáles son sus objetivos, que pueden ser muchos y diversos, pero unidos por un cordón umbilical, llamado ideología, pues la historia de que no se es de derechas ni de izquierdas es lo que decía UPyD, Ciudadanos, La Falange y otros muchos, lo que ahora se ha dado en llamar transversal, pero la transversalidad en política no funciona. Funciona la horizontalidad y las tendencias dentro de la tendencia, pero no vale el pan y la sal para todos a los que se les ocurra una “ocurrencia”, negando que la lucha real es por derribar el sistema capitalista e instaurar uno nuevo, conocido como comunismo y que a día de hoy jamás se ha llevado a la práctica.

euipo

TRANSVERSALIDAD

 “El transversalismo constituye una corriente que propone trascender la división entre derecha e izquierda, apostando por una nueva ideología que busca no vincularse con las ideas políticas preconcebidas.

Un movimiento político transversal, por lo tanto, incorpora tendencias de derecha y de izquierda en su propia plataforma ya que dice defender aquello que es más beneficioso para la sociedad en su totalidad, sin importar el origen ideológico de las propuestas.

No parece razonable que en este aspecto quepa un roto y un descosido, pues siendo aparentemente igual  no es el mismo origen ni el mismo resultado, ya que si el roto solo se podrá recomponer con un parche, el descosido necesita de un simple remiendo.

El tranversalismo, como estamos viendo ahora en Podemos, no conducirá más que a luchas intestinas, porque no da lo mismo todo y no es igual la derecha que la izquierda por más que nos quieran hacer comulgar con ello, pues no se alcanzarán metas para la ciudadanía, no serán las capas más humildes las beneficiadas y si se luchara por obtener el poder, pero el poder no es lo que las clases humildes y trabajadoras desean a cualquier precio, porque ellas no participaran en ese reparto que se les vende como la panacea, cuando la realidad es que seguiremos en una lucha de clases soterrada, donde nuestros compañeros de viajes se convertirán en nuestros carceleros, argumentando que están mejor preparados, son más jóvenes y proclaman nuevas bondades, que todos conocemos y no son tales.

Pablo Iglesias ha dicho:”Necesitamos un Podemos transversal que se parezca a las gentes de nuestro país, a los pueblos de nuestro país y no a los partido y políticos viejos de nuestro país”

Diría para empezar que la palabra “viejo” no es la más adecuada, porque conozco a políticos viejos que son capaces de defender sus ideas y a las clases más humildes con una energía que ya quisieran para sí los de la nueva política.

Quizás la transversalidad política no sea tan nueva y sea el reflejo de aquello que Marx y Engels dijeron en el manifiesto comunista al referirse a El socialismo pequeñoburgués:

“Pero en lo que atañe ya a sus fórmulas positivas, este socialismo no tiene más aspiración que restaurar los antiguos medios de producción y de cambio, y con ellos el régimen tradicional de propiedad y la sociedad tradicional, cuando no pretende volver a encajar por la fuerza los modernos medios de producción y de cambio dentro del marco del régimen de propiedad que hicieron y forzosamente tenían que hacer saltar.  En uno y otro caso peca, a la par, de reaccionario y de utópico.”

Y también

El socialismo burgués o conservador

“Una parte de la burguesía desea mitigar las injusticias sociales, para de este modo garantizar la perduración de la sociedad burguesa.”

Sé que a esto nos responderán con la consabida frase de vieja política, pero es que la política de la transversalidad es la de UPyD, Ciudadanos, Podemos y otros y yo no quiero parecerme en absoluto a partidos que defienden el neoliberalismo, la opresión de clases, etc.

izquierdas-derechas-03

Si esto es la transversalidad que me borren, porque yo aspiro a la felicidad de todas las gentes, el feminismo, el ecologismo y cientos de conceptos más en los que si estaremos de acuerdo, pero nunca en que las izquierdas y derechas deban mezclarse en una especie de mahonesa infame y falsa, porque, en definitiva, prevalecerán las ideas de los unos para oprimir y esclavizar a los otros (y me refiero a la derecha).

Espero que Podemos en Vista Alegre II se haga mirar esta aberración y se definan como izquierdas o derechas de forma clara, porque derecha e izquierdas juntos es lo que es ahora mismo Podemos.

IZQUIERDAS

Durante multitud de años y ahora mismo está vigente este pensamiento el marxismo ha sido la única ideología de izquierdas, porque el socialismo está contaminado y ha renunciado a la defensa de las clases obreras para aliarse con la burguesía y sustentar el actual sistema capitalista y opresor.

El manifiesto comunista defiende claramente cuáles son las tesis del izquierdismo de forma clara, pero, aunque no es el objeto de este artículo, el marxismo no es una religión, ni un dogma y así el materialismo dialectico muestra el camino a seguir para la creación de un verdadero partido de masas y de izquierdas que a día de hoy no existe en España o es residual.

Izquierda Unida que debería haber sido la locomotora de la izquierda y el progresismo en España se ha quedado en un partido residual, a pesar del millón y pico de votos que mueve en las elecciones, debido principalmente a l miedo, miedo a ser comunistas, miedo a identificarse con el marxismo y a la cantidad de trepas que siempre ha habido en sus filas y migraron hacia el socialismo en la creencia que este les proporcionaría una silla, como así fue y podría poner nombres y apellidos. El último Tania Sánchez de la que no diré nada, pues ella sola con su actitud lo ha dicho todo.

Pero no todo es así de negro y gris y hay una izquierda real, marginal, si, pero real que lucha por la emancipación de los pueblos y las clases populares y obreras, tal es el caso de Endavant que se posiciona políticamente como:
Independentismo catalán, Pancatalanismo, Socialismo, Comunismo, Antifascismo, Euroescepticismo

endavant

Es posible que Sortu también esté en este ámbito de la izquierda, aunque no los conozco personalmente, y que Arnaldo Otegui definió como marxista.

Existen otros grupos, minoritarios, como los diferentes partidos comunistas, la izquierda castellana, etc., dentro de la izquierda independentista andaluza encontramos a Jaleo!!!, organización juvenil nacida en 1996 que se define como independentista, comunista y feminista, no vinculada a ningún partido político y más cercana a otras organizaciones juveniles independentistas como Ernai, Arran o Yesca.

IZQUIERDA TIMORATA

Ponerse la etiqueta de izquierdas es lo más fácil del mundo, solo hay que decir que se es de izquierdas y todo el mundo, sobre todo de la derecha cavernícola, dirán que son demonios, que quieren romper España, que son los culpables de la crisis económica, del cambio climático o de que caiga un asteroide, pero esta izquierda jamás dirá ni actuará como se espera de gentes de izquierdas, no de aquella izquierda heroica del pasado y del reciente pasado, sino de las gentes del siglo XXI, defendiendo los valores e intereses de las clases obreras y populares, aunque a estas alturas no avergüence decir que somos obreros y chusma popular, pero prefiero esto a ser un falso, un vendido, un traidor.

No tiembla la pluma al decir que la izquierda que defiende Podemos y el Partido Socialista, aunque de este solo sus bases pueden ser de izquierdas, pues sus dirigentes y barones han demostrado ser derechas, pero no es de extrañar en un país donde la derecha es extrema derecha y así todo se ha escorado muy a la derecha, siendo la izquierda tímida y encogida ante los ataques de sus adversarios, que utilizan sus dardos como en una función circense, pero no para desarmar a su aliado que eso es lo que es el PSOE, el mejor y más fiel aliado del PP, que además le proporciona la coartada perfecta para hacer lo que quiere con la anuencia de la socialdemocracia.

manifestacion-universitarios

Errejón en ese afán de no enfadar demasiado a las élites, prefiere hablar de casta y de la necesidad, sino ahora en el futuro, de pactar con el socialismo de derechas, no para cambiar el país, sino para maquillarlo y es en este aspecto donde los errejonistas deberían hacer un análisis serio de la situación de España para encarar el futuro en una formación con varias alternativas y estrategias, pero con un solo objetivo y una única ideología, que no con un pensamiento único, porque en la discrepancia hay riqueza.

Aquellos que quieran enarbolar la bandera de la izquierda tendrán que quitarse el miedo y enfrentarse a pecho descubierto al sistema, sus elites y sus adláteres.

SOCIALMENTE INOFENSIVA

Endavant OSAN dice de los “comunes” que es

“una izquierda socialmente inofensiva y nacionalmente inhibida”

Y esta afirmación podríamos aplicarla a infinidad de círculos de Podemos y a la propia estructura de Podemos que para posicionarse en la parrilla de salida para las próximas elecciones no duda en hacer, decir y escenificar lo más escabroso de la política, sin ningún pudor a insultar a Izquierda Unida a la que Pablo Iglesias tuvo que pedir perdón, a los carteles miserables de gentes de Podemos pidiendo la cabeza de Iñigo, la dimisión de Bescansa a una semana de Vista Alegre II y las continuas apariciones, declaraciones y vergonzantes poses ante los medios de comunicación, que no han hecho más que fortalecer a los enemigos de Podemos y encumbrar a la maltrecha cúpula del PSOE.

Solo los anticapitalistas han mantenido una posición más que discreta que no les dará mucho poder, pero les dará lo que todos buscamos en un político: credibilidad.

Si Podemos es Pablo Iglesias, y no voy a discutir que sea su líder natural, en vez de discutir en torno a ideas, estrategias, movilizaciones, etc., estarán los simpatizantes de podemos moviendo la maquinaria del nuevo partido hacia el precipicio.

ahora

EPILOGO

Nada está perdido, eso espero, pero la dirección de Podemos, ya que no quiere definirse políticamente, tendrán que posicionarse frente a la derecha y la socialdemocracia conservadora.

Es muy peligroso que los seguidores de Podemos hayan caído en la trampa y, en vez de debatir democráticamente las diferentes posturas, los haya podido la juventud, la inexperiencia, la testosterona, la soberbia, la inexperiencia, etc., y se hayan dedicado a aniquilarse sin compasión en una lucha fratricida, transmitida en un reality show como si de los juegos del hambre se tratara y claro que si, de eso se trataba del hambre de todo un pueblo por restaurar la república, tener una sanidad, una educación y un trabajo de calidad, además de otras muchas cosas que nos proporcionen ser más felices, más solidarios, más cultos y menos fanáticos.

No, no está todo perdido y a Podemos le quedan tres años para ir poniendo las bases del nuevo proyecto político, porque, hasta ahora, solo era nuevo, pero le faltaba el proyecto.

Yo seguiré defendiendo a las gentes de la CUP y más concretamente a aquellos grupos marxistas, porque nadie ha de tener miedo a su identidad.