LA PARIDA O COMO PARIR SIN DOLOR

No, no voy a hablar de la epidural ni de las técnicas para parir sin dolor, sino de las paridas de nuestros queridos políticos y demás gentes de pro de nuestro país.

Parida

  1. f. coloq. sandez(‖ despropósito, simpleza). No dice más que paridas.

  2. f. coloq. Obra, discurso, etc., que defrauda en gran medida lo que cabía esperar.

 

Si doliera decir paridas nuestros políticos, hombres de iglesia, clérigos de las distintas religiones, intelectuales, periodistas, académicos, artistas y demás personajes (Persona de distinción, calidad o representación en la vida pública) se lo pensarían dos veces antes de abrir la boca, pero por suerte para ellos solo les duele el ridículo que hacen al manifestar ciertas opiniones, pero no todas las veces, porque en la mayoría de los casos no tienen la decencia de disculparse o pedir perdón, así que yo condenaría a todos estos elementos a parir con dolor, pero dolor de verdad, el mismo que nos infligen.

820f3bb02fd6a2d4bb2f3d7add65d466

A modo de muestrario pongo a continuación algunas de estas paridas, pero se podría hacer un libro de varios volúmenes, ya que podemos asimilas las paridas con la gilipollez, la memez y otras cualidades no menos descalificativos de los personajes de turno que se creen con la potestad suficiente para decir lo que deberían callar para no herir ni ofender a una inteligencia medianamente operativa, pero deben pensar que la plebe no tenemos derecho a ningún respeto y que somos lelos, eso creen, y nosotros les confirmamos esta certeza elección tras elección.

El obispo de Alcalá de Henares (Madrid), Juan Antonio Reig Plà,

“Hay que quitarle el voto a las mujeres, porque últimamente piensan por su cuenta”

“este tren, como los trenes de Auschwitz que conducían a un campo de muerte, debería llamarse, no el Tren de la Libertad sino, el tren de la muerte, del Holocausto más infame: la muerte directa”

Rajoy, presidente en funciones de España:

“Un vaso es un vaso y un plato es un plato”

“La cerámica de Talavera no es cosa menor, o dicho de otra manera es cosa mayor”

Esperanza Aguirre, portavoz del Grupo Municipal Popular y concejal en el Ayuntamiento de Madrid.

“Yo destapé la trama Gürtel”

“España es una gran nación con 3.000 años de historia. Eso lo tienen que saber los niños”

Jorge Fernández Díaz, ministro del interior en funciones:

«Tengo un ángel de la guarda que se llama Marcelo y que me ayuda a aparcar»

Fátima Bañez, ministra de Empleo y Seguridad Social  en funciones

“Estamos muy contentos, estamos al lado de los almonteños y estamos todos juntos con toda la sociedad española luchando para salir cuanto antes de la crisis, para volver al crecimiento y volver a la creación de empleo. Y yo estoy muy emocionada porque no me lo esperaba aunque de la Virgen, un capote siempre llega…

Rafael Hernando, portavoz del Grupo Parlamentario Popular en el Congreso de los Diputados

 “Las consecuencias de la Segunda República llevaron a un millón de muertos”.

Los familiares de las víctimas de la dictadura franquista “sólo se acuerdan de ellas cuando buscan subvenciones”.

2390b17de2038a5a4c55179d6736c004

Rita Barberá, senadora por designación autonómica y exalcaldesa de Valencia

 “Falleres i fallers, vos anime a que deseim… dejeim pasar el fred del verano, el fred de l’hivern i bosquem el caloret, el caloret faller, el caloret, sin duda, el caloret de foc i la flama, el caloret faller, tenim que buscar la llegá de… l’arribada de la festa fallera”.

Si estos errores hubieran sido en castellano el escándalo habría sido mayúsculo y lo habríamos considerado una agresión a la lengua y los primeros en hablar habrían sido los muy eruditos señores de la RAE, pero como el discurso quiso ser en catalá (perdón valencià), aunque no fue “ni chicha ni limoná”, pues todo quedó como una anécdota, una coña, pero una coña que ofendió a los valencianos y a las personas normales que vieron como un político convierte un acto público en un esperpento, porque piensa que la finca es suya y la fiesta también y las formas no importan, aunque estas denoten una absoluta falta de respeto por los ciudadanos.

Yo he oído a ciudadanos normales, hablando en actos públicos con discursos que tenían más enjundia que todo este cúmulo de memeces de los políticos del PP, aunque no es privativo solo suyo, ya que solo tienes que oír a Susana Díaz, presidenta de Andalucía, que hablando de Podemos dice:

que el PSOE “no puede hablar con quienes están planteado la ruptura” de España

No estaría de más que los políticos no abrieran la boca ebrios de su ego, porque como dice la  Sura 4:43

“¡Creyentes! No os acerquéis ebrios al azalá (oración). Esperad a que estéis en condiciones de saber lo que decís.

Los periodistas tampoco se quedan a la zaga a la hora de decir paridas, pero, al parecer, tienen patente de corso para decir las burradas y tonterías que dicen, lo que a cualquiera de nosotros nos habría costado más de un disgusto

Federico Jiménez Losantos, periodista, publicista, escritor, locutor y empresario

«Veo a Errejón, Bescansa, Maestre y si llevo la ‘lupara’ (escopeta recortada) les disparo, menos mal que no la llevo».

«Pedro Sánchez prefiere pactar con un amigo de la ETA o la ETA misma antes que con el PP»

carlos herrera

Carlos Cuesta, periodista,  Redactor jefe de El Mundo y director de La Marimorena en 13 TV

“terroristas que tenían la intención de matar a otra gente” refiriéndose a El 3 de marzo de 1976 Aquel día en concreto durante la represión por parte de la Policía de una huelga en Vitoria fueron asesinados cinco obreros y heridos más de cien.

Félix de Azúa,  escritor y miembro de la Real Academia Española,

“Una ciudad civilizada y europea como Barcelona tiene como alcaldesa a Colau, una cosa de risa. Lo único que le importa es cambiar los nombres de las calles”

Asegura que Ada Colau debería estar “sirviendo en un puesto de pescado”

Juan Rosell Lastortras es un empresario español, actual presidente de la CEOE

“El despido improcedente es una anomalía”.

“La reforma laboral es buena, flexibiliza”.

 

Todas estas paridas, y lo aquí expuesto solo es una pequeña muestra, denotan el sentimiento de desprecio, soterrado o no, que todos estos personajes tienen hacia las clases más humildes, más ignorantes, menos formadas y aquellos que no pertenecen a su linaje, sea este del tipo que sea.

La humildad es una virtud que si verdaderamente la ejerciéramos, fuéramos conscientes de su potencia, la pondríamos más al servicio de los demás, pero solo es una palabra o un hecho, referido a los pobres, nunca como un factor filosófico de empatía y cercanía hacia los demás seres humanos que por circunstancias muy diversas no son como nosotros, como ellos, ni física, ni intelectual ni política y económicamente, porque nosotros no somos élite, nosotros somos ralea a la que se puede zarandear verbalmente como si fuéramos espantapájaros.

Si esta calaña tuviera un ápice de humanidad no nos tratarían como tarados, nos hablarían con respeto, pensando lo que dicen y porque lo dicen, sin faltar ni insultar nuestra pobre, pero digna, inteligencia y seguirían las sabias palabras de Aristóteles:

El sabio no dice todo lo que piensa, pero siempre piensa todo lo que dice.

Es fácil desde atalayas y púlpitos, construidos con dolor y sufrimiento de los que jamás podrán gozar de la tranquilidad de lanzar dardos impunemente, porque  las gentes a las que deben ser lo que son tienen restringidos sus derechos, decir mamarrachadas ofensivas unas veces y sin ningún fundamento otras.

Habla para que yo te conozca, decía Sócrates.

Quisiera ser objetivo y no hablar desde la indignación, pero lo injusto siempre crea en mi una sensación de  malestar que me afecta como si yo fuese el causante de ese mal que, al aceptarlo, me hace cómplice, porque intento justificar lo injustificable, sintiéndome menos, como si mi opinión valiera menos que la suya o riendo sus ridículas mofas, porque eso es lo que hacen: mofarse de nosotros.

Y claro que yo también digo paridas, pero solo cuando el néctar de los dioses, el vino, calienta mi sangre roja, como roja es mi conciencia y roja es mi concepción del mundo.

De modo que la parida, como casi en todo, tiene varios grados, dependiendo de quien la dice y cuando, donde y como se dice, pero no haré distinciones y meteré todas ellas en el mismo saco.

Cada cual saque sus conclusiones, pero si aceptas la parida como algo habitual estarás reconociendo que no vales lo que tu crees, sino que la concepción que tienen de ti es que eres un chorra o un gilipollas.

Y termino con una cita de Platón

Hay que tener el valor de decir la verdad, sobre todo cuando se habla de la verdad.

Anuncios

Un Comentario

  1. Pingback: EL CHAVISMO-LENINISMO | Dudas y certezas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s