CON LA RELIGIÓN HEMOS TOPADO

A las personas de mi generación

Los que fuimos educados en el nacional catolicismo sabemos muy bien lo que significa la religión, mediante ella quisieron castrarnos física e intelectualmente.¿Lo consiguieron?

 

Mi niñez transcurrió en el nacional catolicismo entre crucifijos, olor a cera e incienso y un tufo imposible de definir, entre rancio y cerrado, que desprendían los curas y que aún me acompaña, pero esta historia la contaré en otra ocasión. Así que los que vivimos aquella época un poco sabemos de Dios y la religión, aunque no sea del agrado de todo el mundo.

17cc2c407462ecf8ac515af1b25159a1

Hablaré de religión y Dios, no porque el tema me quite el sueño, sino porque el juicio a la concejala de Madrid Rita Maestre el 18 de febrero de este año por un delito contra los sentimientos religiosos pone de manifiesto hasta que punto seguimos atados a creencias y hábitos atávicos.

El artículo 16 de la constitución española dice: “Se garantiza la libertad ideológica, religiosa y de culto de los individuos…” y el punto tres subraya: “Ninguna confesión tendrá carácter estatal.”

Lo dicho en el párrafo anterior debería ser más que suficiente para garantizar las libertades de los individuos, sin necesidad de que el estado tenga ningún tipo de convenio  ni subvención a las diferentes religiones o corrientes ideológicas, ya que indica claramente que no tendrán carácter estatal.

a44f795cbd68385c6d4130165d9a1cf0

No entiendo como la legislación española puede tener el artículo 525 del Código Penal: “Incurrirán en la pena de multa de ocho a doce meses los que, para ofender los sentimientos de los miembros de una confesión religiosa, hagan públicamente, de palabra, por escrito o mediante cualquier tipo de documento, escarnio de sus dogmas, creencias, ritos o ceremonias, o vejen, también públicamente, a quienes los profesan o practican”. Su segundo apartado señala las mismas penas para “los que hagan públicamente escarnio, de palabra o por escrito, de quienes no profesan religión o creencia alguna”.

Y lo más grave del caso, todos lo recordarán, es como nuestros dirigentes políticos, sin que se les cayera la cara de vergüenza, acuden a la manifestación contra los atentados de la revista francesa “Charlie Hebdo” cuando esta había incurrido en un delito tipificado en el código penal español:“para ofender los sentimientos de los miembros de una confesión religiosa,”

los-lideres-politicos-no-encabezaron-la-manifestacion-de-paris–pese-a-las-fotos

Dios no nos hizo a su imagen y semejante, fuimos los hombres los que creamos un Dios a nuestra medida.

Las tres religiones monoteístas adoran al mismo Dios, se llame como se llame, y  durante toda su historia solo han servido para adormecer, subyugar y reprimir a sus seguidores y fieles y también a los infieles, sin que en lo sustancial hayan hecho grandes cambios.

No soy creyente ni seguidor de ninguna religión, pues me considero agnóstico, pero si que caben ciertas dudas sobre Dios y las religiones que amparan la creencia de su existencia, ya que han creado un Dios vengativo, cruel, sin ninguna misericordia, ególatra, vanidoso, etc., sin poder encontrarle ninguna virtud, al menos desde mi punto de vista.

La utilización de Dios, del bien y del mal, del premio y el castigo han surtido un buen ejemplo para aplacar a las masas y perpetuar en el poder a los mismos con la inestimable ayuda de los clérigos.

96554499fc2907480e8dd1f21a2351de

No me cabe la menor duda de que la religión es el arma más potente que existe, porque los fieles no se cuestionan nada, solo siguen las predicas de sus clérigos con los ojos cerrados, pensando en el castigo o el premio que se han inventado unos cuantos para poder controlar a sus masas de fieles y asegurarles el poder, poder que, ya sea en la sombra o no, ejercen con una eficacia sin igual.

No descubro nada al decir que los libros sagrados no están revelados por Dios, pero esto lo sabe todo el mundo, incluso aquellos que se obstinan en hacernos creer lo contrario.

Cada cual puede creer lo que quiera y rezar al dios que desee, pero que sepan que dios, tal y como yo lo concibo, no necesita templos, ni riquezas, ni protocolos, porque dios somos nosotros mismos. Nuestra conciencia es el reflejo de Dios, exista o no exista, que esa es otra cuestión.

313686ad7ad224b00a97cd5391438151

La religión, como ya he dicho, es un arma en manos del poder para oprimir al pueblo y coartar sus libertades, porque nada hay peor que el miedo a lo desconocido.

La Torah judía, la Sharia islámica y el Derecho canónigo son una misma cosa, utilizando argumentos diferentes, pero las mismas razones para que el hombre, el ser humano, deje de ser humano y se convierta en una fiera fiel y mansa, en un robot destinado a complacer las aspiraciones de los legatarios de Dios en la tierra, sirvientes, al mismo tiempo, de los poderosos que utilizan a su antojo las diferentes religiones con tal de conseguir sus objetivos.

¿Cuántos crímenes se han cometido, cometen y se cometerán en nombre de Dios?

Mientras tanto dejamos que las religiones y sus clérigos digan y hagan lo que quieran, temiendo herirles, tapando lo que no les gusta, incluso juzgando, encarcelando o matando a sus adversarios.

f22e37350ed67f29848e076fefdaaef5

La religión es el opio del pueblo”  Bruno Bauer (1809-1882)

No solo la religión adormece al pueblo, sino que lo envenena lentamente sin que haya antídoto, porque además de una droga y un veneno es una útil herramienta para alienar a las gentes que se olvidan del mundo terrenal y solo piensan en el premio del más allá, sin pensar en la angustia que infligen en sus semejantes.

Los que fuimos educados en el nacional catolicismo sabemos muy bien lo que significa la religión, mediante ella quisieron castrarnos física e intelectualmente. ¿Lo consiguieron?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s