YO Y EL MARXISMO

PREÁMBULO

Este artículo pretende poner en valor lo que significa el marxismo en el siglo XXI, analizando las posibles variables a las que nos tenemos que enfrentar los marxistas para hacer frente al revisionismo de siempre y a la satanización de la filosofía marxista-leninista por parte del neocapitalismo y la social democracia.

Lo tratado a continuación es fruto de largas horas de reflexión, estudio y conocimiento del entorno en el que vivo que, como es fácil de imaginar, es pequeño, pero significativo, porque por suerte la gente tiene hoy en día acceso a la información que no tenia hace pocos años, aunque no podemos dudar que esta información es sesgada e interesada.

Nada pasa porque si, sino por una serie de razones objetivas, motivadas por poderes, a veces ocultos y en la sombra, que nos conducen a tomar decisiones, o pensar erróneamente, en la creencia, siempre impuesta, de que estamos tomando las mejores decisiones y que no hay alternativa posible. Falso.

f44c3e81cb9a9549f0325ea1c42da38c

Los mensajes subliminales que nos llegan y bombardean constantemente en todos los aspectos de nuestra vida solo tienen un objetivo: esclavizarnos inconscientemente, porque bajamos la guardia con mucha facilidad, nos inculcan ideas, conceptos, modos de vida, miedos, etc., encaminados a hacer de nosotros seres sumisos y lo están logrando, porque creemos que somos libres cuando estamos pagando un alto precio por nuestro vasallaje, llegando incluso a negar la propia naturaleza del cuerpo humano que está diseñado para envejecer y morir, haciendo lo posible por tener la juventud y belleza eterna, sin pensar que la verdadera belleza no solo está en el cuerpo que es un contenedor estético, o no, pues así es la naturaleza, donde nada “per se” es perfecto y es que en la imperfección, en las contradicciones está la esencia de la revolución.

Las dudas y las escasas certezas, como digo siempre, han sido la fuente de donde he bebido para hacer este análisis que iré desarrollando a lo largo de diferentes artículos, sin dudar que, quizás y ciertamente, haya personas más doctas que podrán rebatir, certificar o enmendar esta serie de divagaciones.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s