¿Por qué defraudan los pobres?

Probablemente sea un estereotipo de los pueblos mediterráneos, que nuestros genes lleven impreso la impronta de “chorizos”, pues ya en el siglo XVI el Lazarillo de Tormes y la novela picaresca relataban las desventuras de estos personajes.

lazarillo

Es cierto que el nivel de defraudación está más extendido en los países mediterráneos (Portugal, Grecia, Italia, España) que en otros países, debido a la corrupción de sus instituciones, pero no creo que sea porque seamos diferentes, sino que nos atenemos al dicho “allí donde fueres haz lo que vieres” y lo que vemos es un exceso de políticos, financieros, grandes empresas e incluso multinacionales defraudadores y corruptos.

Visto el panorama de defraudación y corrupción, que no se corresponde con un pueblo solidario, sino que normas y leyes están enfocadas a perseguir, demonizar y represaliar a todos aquellos que generan riqueza, bien sea emprendiendo o con su trabajo diario (bien escaso en la actual coyuntura), porque estas personas la única posibilidad de defraudar es el famoso “con IVA o sin IVA” y, hasta cierto punto, es comprensible, pues casi una cuarta parte del valor de un bien o servicio, exactamente el 21%, es un impuesto, el famoso IVA, que además de infinitamente injusto, pues igual cuesta una barra de pan o un cartón de leche a un parado sin prestación que a un súper millonario.

El siguiente gráfico muestra quienes son los defraudadores

Fraude-fiscal gráfico

La cuestión es que las prestaciones y salarios, ya mermadas per se, deben estirarse hasta límites insospechados para poder sobrevivir, cosa que no siempre se logra, porque no solo de pan vive el hombre, también hay reparaciones, imprevistos, transportes, etc., y a todo ello hay que hacer frente.

No justifico el fraude, porque al final repercute en nosotros mismos, pero lo entiendo, pues con nuestros impuestos se subvenciona un ejército, que maldita falta nos hace, un sinfín de políticos y asesores, rodeados de lujos, prebendas y servicios innecesarios, mientras que servicios básicos son destruidos, cundo no regalados a familiares, amigos o intereses opacos.

El fraude los pobres más bien es picaresca, astucia o sagacidad y terminará el mismo día que los grandes defraudadores y políticos corruptos vayan a la cárcel, hayan devuelto lo robado y pedido perdón por el dolor infringido, los servicios básicos sean respetados y veamos que las leyes, además de justas, sean solidarias.

Nadie puede estar seguro de lo que tiene ni de lo que es, pues hoy estas arriba y mañana abajo y cuando a la tortilla se le da la vuelta puede ser que esté cruda o quemada y entonces te das cuenta que deberías haber estado más atento y más implicado.

Solo diré para terminar que el fraude del pobre es lo que le permite tener una vida medio digna. Quizás los “gurús” de la economía, políticos, sociólogos, etc., deberían analizar las causas de ello para remediar los efectos nefastos que el fraude causa en la sociedad más débil.


Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s